THE FISO’S HOUSE – Capítulo 6

30 03 2008

THE FISO´S HOUSE – Bienvenidos a la República independiente del fiso

Hello a todos los que leéis esto (osease, hola al Señor Guacharrillo y a Mister Key) un domigo más, finalizada al fin una semana de agotamiento físico por enfermedad, y lo que no es enfermedad. Y es que pese al acercamiento cada vez mayor de una nueva semana festiva (¡FERIA!), aquí en Sevilla el duro trabajo no acaba sino que empezar.

Paso a comentar esa gran ilustración de ahí arriba. ¿Alguien ha visto alguna vez en su vida una lavadora tan follable? Con ese pedazo agujero, pidiendo a gritos esos animalitos apellidados “Glande”. Pues bien, si alguien revisa mi contrato (y pudiera escuchar alguna que otra conversación con don Manuel, esa gran panza andante), observará un punto que relata “Este piso está siendo entregado totalmente equipado, y totalmente reparado”. Lo que relata mi piso es otra cosa…

Lavadora sin tapadera y con escape de agua (a lo que se une ese ladrón enchufado a una toma de corriente que asoma por debajo del cristal de la tapa lavadoril).

Tres armarios con dos cajones mínimo rotos por cabeza.

Ventana del baño rota y con ranuras que permiten entrar el agua (un día se encharcó todo el suelo debido a esa lluvia que en Sevilla es una maravilla).

Aparato de aire acondicionado sin mando a distancia (por lo que no se puede encender).

Grifería del lavabo que deja escapar el agua las 24 horas del día.

Timbre fundido a causa de los vecinos (los cabrones nos han robado ahora el felpudo L).

Grifo de la cocina también con escapes que han jodido la encimera más de una y más de dos veces.

Pared de la cocina rota y sin azulejos.

Instalación eléctrica hecha una mierda (eso es otro capitulazo).

Piso sin sofá y sin sillones (los hemos tenido que traer nosotras, porque aquí sólo había sillas de Coca-cola – robadas de los tres bares de abajo).

Dormitorio carente de lámpara en el techo.

Rotas cuatro de cinco persianas del balcón.

Dormitorios sin escritorios (¿en un piso destinado a ser alquilado a estudiantes no son necesarios escritorios?).

Cisterna y vidé que pierden agua.

Interruptores que no funcionan.

Y creo que al fin he terminado mi enumeración, porque cada línea más era una lágrima que derramar. Y todo ello por el módico precio de 268 Euros, que eso ni es dinero ni es ná.

“Ya no volvimos a pisar el piso hasta el domingo 23 de septiembre, un día antes de que empezaran las clases. Recuerdo las pocas ganas que tenía de que llegara ese día, porque significaba separarme de mi querido JS, y para aprovechar al máximo el tiempo con él, el sábado 22 estuve en la calle hasta las 7.30 a.m., una hora antes de la que mis padres habían quedado en partir junto con los padres de Charo desde Andújar. A dicha hora comenzamos a cargar bártulos en el coche, y nos dispusimos a empezar nuestro viaje de 250 km aproximadamente. Una vez llegados allí, empezamos a dar paseos de cuatro pisos subiendo el equipaje. Nuestras madres (como toda madre de vecino), grandes obsesas de la limpieza, dieron un retoquito al piso y colocaron nuestras cosas, mientras Charo (ff) iba etiquetando todo con los nombres de las por ahora dos inquilinas para que no hubiera intromisiones ajenas (ff). En fin, pasamos toda la tarde y toda la noche contándonos cosas de nuestras vidas una vez nuestros padres se habían ido, hasta que a la mañana siguiente llegó el primer percance vecinal. ” Palabras más o menos textuales de la EMO de Miss key.

Fdo.: El espíritu de Samara, ese feto mal parío por la vecina del 4º C.

LOS “Nicolasillos” DE LAS VIVIENDAS

Enzo Maresca.

Y para el gayer del Señorr Guacharrillo, ahí tiene a su Santiago Segura.

Anuncios




THE FISO´S HOUSE – Capítulo 5

24 03 2008

THE FISO´S HOUSE – Bienvenidos a la República independiente del fiso.

dsc00593.jpg

Saludos en la primera semana del año santo (que tenía un nombre así especial, pero que pese a mi educación religiosa durante gran parte de mi vida no consigo recordar). Por Sevilla todo bien, la semana santa deja pelusas en este nuestro piso a tutti-plen (espero que sepan volver solas a sus casas), sendos charcos rojizos de cera cirial en el arcén (que más bien recuerdan a una matanza) y un aroma a carne TODOS los viernes que resulta irresistible.

Eso sí, he de informar de un nuevo acontecimiento que revolucionará el sector terciario en las iglesias. Y es que si antes creía poco en el espíritu santo (o como una compañera de clase lo conocía: “el píritu santo”), ahora creo menos. Ese tío es un mal plagio del espíritu de Samara, que no hace bombos en cuerpos adolescentes, pero sí crea sarpullidos en tus peores enemigos. Total, que por si alguien no me acaba de seguir, he inventado una nueva religión: EL GOFRISMO.

Estos son los ideales/las bases:

  • Intentar que el mundo sea un lugar peor, gracias al requesón y cosas así por el estilo.
  • Odiar al prójimo, tanto como a un pijo.
  • Robar a los ricos y a los pobres para ayudarme a mi.
  • Comer chocolate hasta conseguir el tipín de Falete, ese/esa gran artista, para que así yo sea la más delgada del mundo mundial.
  • Peregrinar al menos una vez al trimestre a Casa Juanito, que tienen unas pipas muy ricas.

El lugar a donde se va después de la vida es a una rotonda provisional, que aún está en obras el paraíso. Si se cumplen esas bases la recompensa es un autógrafo de vuestra líder espiritual, osease yo (si no se cumplen, el autógrafo sale a 250 Euros la firma). Eso sí, el conservatorio (homónimo al purgatorio) puede conseguirse tan sólo abonando 50 Eurillos de ná, y dando por culo a tus vecinos (y después, con la cara más dura que un monarca con frenillo, se va a casa de los susodichos vecinos y se les pide un diente de ajo). Si alguno/a quiere más información, que me llame al 666 666 667 (no confundir con el número del diablo).

Día de la firma del contrato. “Tras dar muchas vueltas hasta llegar donde nuestra nueva líder espiritual tiró el profiláctico con aquí el amigo “taxista mortífero”, perdimos ni más ni menos que quince minutos de nuestra preciada vida hasta entender cómo se abre una verja con un código de tres números. Allí, subimos hasta la planta correspondiente con unos extraños, de lo que aún no conocíamos su identidad (chan-chan), dato que nos acarrearía más de un dolor de cabeza.

No sé si se comentó ya que las inquilinas debíamos pagar 250€ la habitación más 18€ de comunidad, mientras que la luz y el agua corrían a cuenta del casero (aunque luego nos enteramos de que el agua se pagaba con la comunidad… cabrón). En fin, ese día fue horrible, el casero decía que ni pagaba luz, ni pagaba agua, ni pagaba nada, que el marrrón nos lo comíamos nosotras. Una situación muy agobiante el ver que en dos semanas empiezas tu primer año en la universidad y que estás en la calle, porque ni la persona que se había comprometido a pagarte la luz y el agua ni tú pensáis gastar un duro en esas dos necesidades tan básicas como el mear. Muchos gritos de madres hacia una secretaria muy parecida a Cristina Rapado (en su transexualidad) y un cortijero de agárrate y no te menees, porque el casero no tuvo ni huevos para dar la cara. A ello se suma el conocer la identidad de los extraños antes mencionados: los padres de la rumana que no fue aceptada en el piso, que habían ido a reclamar sus 250€ de fianza, y que el casero no estaba dispuesto a devolver. Un show… Pero nosotras conseguimos lo que queríamos, no pagar luz (a los tres meses le llegaría al casero una factura de 200€ que tuvimos que costear nosotras, porque el tío se pasa por el forro contratos y leyes de este país que no hayan sido ideadas por él).” Palabras no textuales de la EMO de Miss Key.

El espíritu de Samara se vuelve a manifestar para desaparecer hasta nuevo aviso (que será aquel en el que huela a dinero, y menos a ñú).

LOS “X” DE LAS VIVIENDAS (la X será sustituida en breve por “Nicolasillos”, que no creo que entienda la mayoría, pero que como estoy espesa, pues plagio y punto).

JARED LETO.

http://bestof.provocateuse.com/images/photos/jared_leto_98.jpg

2189266.jpg