THE FISO´S HOUSE – Capítulo 4

24 02 2008

 

THE FISO´S HOUSE – Bienvenidos a la República independiente del fiso.

 

clip_image002.jpg

Conectamos una semana más con el piso más cutre de toda la zona metropolitana de Sevilla, de casualidad además, ni siquiera recordaba esta sección. Menudo chaparrón, por cierto.

 

Esta vez, a falta de fotografías ilustradoras de nuestra ReÑÚblica (por suerte para ustedes), no describiré ni analizaré ninguna zona de entre tanto interés turístico nacional que encierran estas cuatro paredes (tres de ladrillo y una de fiso/celo). Más bien comentaré una situación vivida este viernes por, y de cuerpo presente, la señorita Miss Key, cuando se dirigía como una buena alumna con ganas de beber de la fuente del conocimiento a su facultad, sonriendo a la vida, después de una noche bastante divertida por la mítica Alameda sevillana.

 

Pues bien, aquí Miss Key caminaba como todos los días, su media hora reglamentaria hasta llegar a la calle Américo Vespuccio, donde se sitúa la Facultad de Comunicación de la US, aunque con una diferencia que, sin duda, propició el hecho que a continuación narraré, y es que por primera vez después de varios meses, iba sola. Así, pasito a pasito, esta chica de gran atractivo físico, a la par que una inteligencia incalculable, llegó a la calle donde se encuentra la trastienda de ese gran parque temático que es Isla Mágica, cuando un hombre y su coche requieren su atención:

Hombre del coche: Hola, mira, ¿para ir a Triana?

Miss Key: Ah, pues vas en dirección contraria. Vas a tener que dar la vuelta.

HC: Ah, ¿y hay algún sitio para dar la vuelta por aquí?

MK: Pues no estoy segura, pero supongo que si sigue todo recto habrá una rotonda.

HC: Entonces, ¿voy a la rotonda y giro?

MK: Sí, para ir a Triana tiene que dar la vuelta y coger la calle paralela a esta, y seguir todo recto.

HC: Vale. ¿Y para ir a la Macarena?

MK un poco cabreada, porque llega tarde: Pues a ver, tiene que seguir todo recto y girar a la derecha, hasta llegar al puente, cruzar el puente, girar a la izquierda en la rotonda, y después a la derecha justo después, y ya coger todo recto otra vez.

HC: No me ha quedao claro, ¿me lo puedes repetir?

MK: Sí. Bla, bla, bla (repetición).

HC: Pero a ver, más despacio.

MK: Bla, bla, bla (repetición).

HC: Entonces ahora, ¿la primera a la derecha?

Y de repente Miss Key, todo mosca, se da cuenta de algo anormal. El hombre del coche hace un movimiento raro con la mano, de lo que esta se percata por el rabillo del ojo. Se estaba haciendo una paja el tío cerdo y pervertido.

MK: Hijo de puta, gilipollas

El hombre del coche sonríe y se pira con la satisfacción de un trabajo bien hecho. Depravado.

 

 

Primer percance caseril. Como ya comenté, dos de las chicas del piso pasaban a su segundo curso universitario, por lo que requerían una estancia en el piso durante las primeras semanas de septiembre, y así tener donde dormir mientras hacían sus exámenes. Después de explicarle ocho (u ochenta) veces al casero los días que cada una necesitaba en septiembre, y de que él aceptara, cada una se fue para su casa tan felizmente.

 

Pero, un día de esos, estando la linarense en la bolera de su pueblo con Corte Inglés (Viva Linares), esta recibió una llamada de Charo, la rubia. En esa llamada se habló acerca de la pelea que tuvieron la chica rumana y el casero, en la que él le dijo que no quería que viviera en la casa porque no le salía de los cojones, que recogiera sus cosas y que se largara, en muy resumidas cuentas. A Charo también la dejó en la calle, hasta que su padre puso en su sitio al casero, el cual exigía la firma del contrato lo antes posible, o si no, perdían el piso. Y, para evitar ese acontecimiento, en cuanto se pudo se fue a firmar el contrato. ¿Quiénes? Las dos chicas a las que el gordo cabrón aceptaba en su cuchitril, excluyendo definitivamente a Bianca, la rumana.

 

Fdo: El espíritu de Samara, que no necesita montarse en el Jaguar de Isla Mágica para potar, basta con mirarse al espejo.

 

LOS “X” DE LAS VIVIENDAS

Eric Bana. Eso son tetas, y no las de la muñeca esa manga.

clip_image00hj21.jpg