Frases Célebres — 2ª Febrero

8 02 2008

Buenas noches. Como todas las semanas, queda abierta la caja de galletitas danesas (sin galletas; pero con una libretilla) desde donde se recuperan las grandes frases de la historia (que ya van quedando menos, debido a la crisis americana de guionistas), para que los que entren en esta absurda página puedan leer algo más que el modo de empleo de la laca que se pongan esta noche para salir (o para quedarse en casa). Paranoia.

¡Vamos con el ciego!

Si hay una frase repetida los sábado por la noche en temporada de salidas noctámbulas es ésta. Es utilizada cuando una persona comienza a hacer actos incoherentes con las leyes, normas y costumbres de la sociedad civil. Sinceramente es una frase de mis preferidas, y dándole la entonación adecuada puede provocar incluso una reacción en el sujeto implícito al cual va dedicada tan maravillosa oración.

Que me pisas los pépinos

Frase de origen chanante, que fue plagiada por un miembro de la manada, para darle un sentido único en cada contesto y transcendental en la vida moderna, que quedó reflejada en la impresión de una camiseta con tal frase en el día de su cumpleaños. Cómo he comentado, la frese se puede usar en numerosas situaciones, pero como normal general es pronunciada cuando le vas a “chafar” el plan a alguien, o le vas a quitar su vaso durante el botellón e impedirle que pille un ciego, y que sea pronunciada la primera frase, por lo que con las segunda conseguimos la primera. Creo que ha quedado claro.

Me piro, hasta otra semana. SG